CLOWNPLANET.COM… difundiendo el clown desde el año 2000


Clownplanet.com, el universo de clowns, payasos y payasas en internet.

Historia de los payasos, clowns de hoy, de ayer, de cine y tv, de hospital, noticias, grupo en facebook, cursos de clown y payaso, actuaciones y eventos, textos, libros, entrevistas, videos, festivales, enlaces y mucho más... siempre todo relacionado con el mundo clownesco.

Petición en Change.org para que puedan usarse nombres artísticos en facebook

FIRMA LA PETICION EN ESTE ENLACE

Facebook está cerrando el acceso a las cuentas de artistas hasta que no cambiemos nuestro nombre por el de nuestra “identidad real”. Facebook dice que esto es para crear una comunidad “auténtica” pero en realidad destruye las comunidades online que hemos creado durante años con nuestros nombres artísticos. El nombre que hemos escogido es una parte esencial de nuestra identidad y de cómo interactuamos con nuestros fans y compañeros.

Hace algunos meses, una artista llamada Olivia LaGarce, inició una petición para detener esta injusticia. Consiguió el apoyo de miles de personas y logró que en octubre del 2014 Chris Cox, Jefe de Producto de Facebook, contestara pidiendo disculpas por el daño que esto había ocasionado a miles de artistas en todo el mundo. Prometió que Facebook iba a “corregir el modo en que esta política debe aplicarse” porque la política de la empresa “nunca ha sido la de obligar a la gente en Facebook a usar su nombre legal” -dijo Cox- sino que “el

Pese a esta disculpa, varias artistas españolas hemos visto como Facebook nos ha bloqueado el acceso a nuestras cuentas. Le pedimos a Facebook que cumpla su promesa y permita que los artistas podamos usar nuestros nombre artísticos en nuestras cuentas de Facebook.

Como explicaba Olivia, aunque nuestros nombres pueden no ser nuestros nombres de nacimiento “legales”, no dejan de ser una parte integral de nuestra identidad, tanto para nosotros como para nuestra gente. Estos son los nombres por los que nos llamamos entre nosotros por los que que se nos conoce. Hemos construido nuestras redes, la comunidad y público con los nombres que hemos elegido, y que ahora Facebook nos obligue a cambiar nuestros nombres después de muchos años de estar utilizándolos no hace más que causar confusión y un daño tremendo por impedirnos utilizar nuestros perfiles bajo los nombres que les hemos construido. La gente a la que hemos conocido (o que nos ha conocido) durante todos estos años ahora no pueden encontrarnos, comunicarse con nosotros o reconocernos en Facebook.

Pero hay más, muchas personas que usan Facebook -artistas o no- usan nombres que nos son sus “nombres legales” para proteger su intimidad y anonimato por un buen motivo. Víctimas de abusos, personas trans o queer que no pueden permitirse el lujo de estar fuera del armario porque no se sienten seguros. O los propios artistas que necesitan socializar, conectar y construir comunidades en los medios sociales de una manera segura. Al forzarnos a usar nuestros nombres “reales”, Facebook está abriendo la puerta al acoso, al abuso y la violencia contra nosotros. Facebook dice que la restricción de usar nombres “reales” es para mantener segura a la comunidad pero en realidad esta restricción hace que nuestras comunidades puedan ser atacadas y denigradas tanto de manera online como offline.

Facebook también ha sugerido a los artistas que creáramos y nos pasáramos a las páginas públicas en las que puedes hacer “Me gusta” pero el propio Facebook ha admitido que esas páginas solamente llegan al 16% de su audiencia a no ser que pagues para promover una publicación. Nosotros no somos grandes empresas con dinero que nos sale por las orejas. No nos podemos permitir pagar 30€ o más en cada publicación para asegurarnos que nuestros amigos y nuestros fans ven nuestros posts. No somos empresas vendiendo productos, simplemente estamos animando a nuestros amigos a venir a nuestros eventos y actuaciones, promoviendo causas benéficas y haciendo llamamientos para detener injusticias mezclado con actualizaciones de lo más mundanas como las de cualquier otro usuario de Facebook.

Algunos (o quizás muchos) artistas usan sus cuentas de Facebook para su trabajo, para conseguir bolos, producir eventos y comunicarnos entre nosotros porque es más sencillo, más seguro y más efectivo que publicar nuestros emails personales o nuestros números de teléfono. Al impedirnos acceder a nuestras cuentas bajo los nombres que hemos elegido, Facebook nos está impidiendo ganarnos la vida y desarrollar nuestras carreras artísticas.

Finalmente, cuando Facebook nos expulsa de nuestras cuentas, nos dice que “parece que no estás usando tu nombre real” al mismo tiempo que nos fuerza a cambiarlo. Creo que es más que evidente que Facebook es un mal árbitro para decir lo que es y lo que no es un “nombre real”. Los artistas, usando nombres que utilizamos en la vida real, somos expulsados de nuestras cuentas mientras que cuentas con nombres como “Perico de los Palotes Pérez” se mantienen sin problemas. Y, desafortunadamente, aquellos que escogen no usar su nombre real por razones de privacidad, seguridad o mera elección, pierden toda posibilidad de acceder de nuevo a su cuenta para descargar y preservar todas sus fotografías e información que han subido a Facebook durante todos estos años salvo que accedan a cambiar su nombre.

Facebook, por favor, seguid ganando dinero con el tráfico que llevamos a vuestra página al promocionarnos a nosotros mismos y nuestros eventos. Nos habéis permitido durante años hacer crecer nuestras comunidades y audiencias bajo nuestros nombres artísticos, que principalmente os ha beneficiado a vosotros como empresa, y ahora, con este cambio, no solamente nos estáis dañando a nosotros sino a vosotros mismos.

Por todo esto, os pedimos que permitáis que los artistas puedan usar sus nombres artísticos en sus cuentas de Facebook.

FIRMA LA PETICION EN ESTE ENLACE

Comenta usando tu cuenta de...

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

SUSCRÍBETE AL BOLETÍNCLOWNPLANET
Recibe la actualidad clownesca en tu correo
Nunca compartiré tus datos con terceros sin tu consentimiento previo.
Tu dirás...