Gran preocupación en el mundo del clown contemporaneo.

Hace unos meses un estadounidense vino a Barcelona a tomar un curso de clown, pero no hablaba nada de español. Y claro… lo entendió todo mal y ha creado un nuevo estilo de clown.

En los espectáculos que este estadounidense ha creado hasta ahora se valora la seriedad y tristeza que se logra en el público. No hay gags, nunca se mira al público, el ritmo es increiblemente lento, de hecho casi no ocurre nada en todo el show. Por si fuera poco… en sus propuestas no hay principio, nudo y desenlace, y es que el susodicho estadounidense entendió que todo espectáculo tenia que tener “principe rudo en un enlace” y todos sus espectáculos de este nuevo estilo clownesco tienen “un principe muy bestia que va a casarse”.

Algunos clowns que hasta ahora eran considerados contemporaneos han empezado a mostrar su preocupación por convertirse en clásicos. “No es justo… yo empece hace 3 años a hacer clown y ya me consideran clásico” ha espetado un clown que hasta hace poco era considerado contemporaneo. “Admiro y respeto a los clásicos, pero me gustaria ser contemporaneo un rato” ha dicho un segundo clown que hasta hace poco era considerado moderno.

El colectivo de traductores ha reivindicado su papel necesario para que este tipo de cosas no vuelvan a ocurrir.

———————————–

Nota de Alex:
La noticia es una broma, claro… :o)))
Es que me pase por www.elmundotoday.com y pense en crear una noticia loca sobre el clown. Jejeje…