Historia de los bufones 2016-10-26T16:47:05+00:00

Historia de los bufones

Bufones medievalesEl payaso al igual que el bufón es un marginado social, pero mientras que los payasos son ingenuos y bienintencionados, el bufón tal como lo conocemos es inteligente, ácido, y hasta cruel. Utilizando el humor podrá burlarse, aconsejar, criticar, cuestionar y hasta restregar las miserias humanas al público que lo observa. Mientras que el payaso quiere parecerse a los demás, el bufón quiere que los demás sientan lo que él siente.

Del medievo hacia atrás, el Bufón de Corte cumplió en algunos casos una función social, haciendo tomar consciencia al rey o la corte de algunos temas que podrían repercutir negativamente en la sociedad, pues eran los únicos a los que les estaba permitido cuestionar las leyes o incluso la palabra del rey.

Antes del payaso tal como lo conocemos (que tiene su origen en el siglo XVIII de la mano Philip Astley en Inglaterra, y anteriormente en el siglo XVI con la Comedia del Arte) podriamos concluir que los primeros payasos fueron los bufones.

Digamos que bufones y payasos son… primos hermanos. :o)

Bufones de Corte

El personaje del bufón profesional se popularizó en la Edad Media y Renacimiento europeo. Aquí trataremos del personaje real no el del folklore o del bufón literario (trickster y tontos sabios). Siempre se piensa en los bufones llevando ropa de colores alegres y sombreros excéntricos de modelos variopinto. Sus sombreros distintivo era una gorra con campanas en cresta de gallo; hecho de la tela, tenían tres puntos flojos cada uno con una campana de tintineo al final. Los tres puntos del sombrero representan los oídos del burro y se llevaban puesto en tiempos tempranos. Otras elementos distintivos eran su risa sardónica y su cetro fingido, bastón o en francés marotte. Esta es la imagen que tenemos del bufón y el de mayor influencia es el bufón de corte europeo, pero estos personajes extraños y raros resultan ser una figura universal, aunque con otra imagen, ya que los hubo en la Antigua China, el Antiguo Egipto, el Imperio mogol de la India, Oriente Próximo, Imperio Romano, Africa, América precolombina, incluso Australia tuvieron diferentes personajes como bufones.

Antigua China

En China, al bufón, se les denominaba paiyou, youren, youling, changyou, lingren, linglun. El elemento de bufón a menudo tiene que ser seleccionado según el contexto, aunque el carácter clave parezca realmente referirse expresamente a bufones, uno de los términos principales que al principio fue usado para significar ‘al bufón’ también puede significar ‘a actor’, pero el drama chino empezó mas tarde por ello el significado original era alguien que usaba el humor para burlarse y bromear, quién podría hablar sin ofender, y quién también tenía la capacidad de cantar o bailar.

Con purgas imperiales periódicas contra actores por su franqueza, muchos de ellos tomaron los caminos y se dispersaron a través del Imperio en busca de nuevos auditorios y mayor libertad. Las ondas sucesivas de tales cómicos errantes pueden haber puesto las fundaciones para la bufonería medieval y del Renacimiento, posiblemente contribuyendo a la marea alta de la adoración de locura que barrió a través del Continente a partir de la última Edad Media.

China tiene indudablemente el más largo y rico y la más profunda historia documentada de bufones de corte y fue durante un perído mucho más amplio del tiempo que en Europa. La decadencia del bufón comenzó con la subida del actor al teatro chino, totalmente establecido durante la dinastía de Yuan, pero no se extinguió. En muchos aspectos los actores parecen haber tomado la batuta del bufón no sólo en el divertir a sus patrones, sino también en el ofrecimiento de crítica y consejo expresados con ingenio.Quizás sólo en la Roma antigua los bufones y los actores se superponen tanto.

El Bufón de Corte – Características

Bufón de corte.
Debían de ser de alguna manera exagerados o extraños, con deformidades físicas o mentales aunque no necesariamente ya que éstas podían ser naturales o fingidas, jorobados o enanos, con cuya sóla presencia era motivo de jocosidad; contar con habilidades especiales, ser muy torpes o sumemente ágiles; ser graciosos, el uso del humor es la base de su trabajo: acciones, bromas, chistes, imitaciones; su función es el entretenimiento y la diversión de los poderosos a cuyo servicio están; además de ser una especie de “actor”, muchas veces resultaba ser consejero y crítico.
.
..

“Los bufones son creativos, innovadores, flexibles, y desafiantes – estas calidades están en el corazón de su ser, y el humor es a menudo simplemente la envoltura que ellos usan para disfrazarlo y hacerlo aceptable”(Fools Are Everywhere: The Court Jester Around the World By Otto, Beatrice K.)


Significado político y función social

(en la imagen de debajo Gonella, el bufón de la corte de Ferrara, c.1445)

bufon3Llamado fool, buffoon, clown, jongleur, jogleor, joculator, sot, stultor, scurra, fou, fol, truhan, mimus, histrio, moriojester, joker, payaso,o cosas menos honorables, la posición del bufón oscilaba entre el entretenimiento y el de consejero, se movían en medio de una delgada línea entre lo correcto y lo profano. Esto era, sin embargo, porque podían decir cosas que nadie más se atrevería a decir en la corte del rey.

Actor, consejero y crítico. Está en la naturaleza de los bufones lo que les viene en gana llevados por el humor, sin tener en cuenta las consecuencias. Llevadas al extremo de la broma podrían decir verdades serias. Podía aconsejar al rey como nadie osaría. Aunque no le daba inmunidad total ya que una crítica demasiado dura podría llevarlo al mismo destino que un opositor al rey, hasta perder su trabajo y ser condenado al ostracismo.

Como los bufones son generalmente de estado social y político inferior raramente están en una posición (y raramente inclinados) para plantear una amenaza al poder. Ellos tienen poco que ganar por la precaución y poco perder por la franqueza —aparte de libertad, sustento, y de vez en cuando hasta la vida, que apenas parece haber sido una fuerza disuasoria. Ellos son periféricos al juego político, y esto puede tranquilizar a un rey de que sus palabras con poca probabilidad serán consideradas como un ataque. Los bufones no están por adulación o para adular. La regla puede ser diferente a la des sus cortesanos y ministros, que podrían confabular contra él y adular. El bufón también puede ser una figura aislada y periférica, de alguna manera separada de las intrigas de la corte, y esto le permite actuar como una especie de confidente.

bufon1Podían hablar la verdad al poder pero no eran una amenaza al poder. Raramente los bufones trataban de robar poder para su propia ventaja, aunque no estuvieran en contra de la ganancia de regalos y golosinas aquí y allí. Esta carencia de amenaza para el poder actual también podría ser reflejada en su presencia de aspecto raro o su tenencia de alguna anormalidad mental. También trabajaron dentro del status quo; ya que podrían arriesgar su vida por decir una cosa o dos, pero no eran el revolucionario en el sentido de tratar de destruir la estructura de poder existente, prefiriendo cambiar el comportamiento como un “outsider” que funciona dentro del sistema. Ellos podrían ser tricksters, dañosos, e irreverentes, pero generalmente no tramaban o eran conspiradores. Aparte de esto, eran sólo claros graciosos, y sabían hacer cosas entretenidas o como desactivar situaciones con su lógica ingeniosa.

El bufón tenía el humor a su disposición. Con él podría ablandar el golpe de un comentario crítico de modo que pueda impedir a un personaje solemne perder la cabeza. El humor difumina situaciones tensas. Entre la tribu Murngin de Australia esto es el deber del payaso, actuar de manera escandalosa y absurda imitando una lucha si los hombres comienzan a pelearse. Al reírse de él, distrae la atención de su propia lucha y disipa su agresión.

Algunos eran verdaderos atletas, gimnastas y malabaristas, magos en un modo simple, tocaban instrumentos… No había que tomarlos en serio, ya que su oficio era hacer reír. Pero los bufones expertos eran mucho más, ya que eran tan eruditos como los consejeros reales. Eran sumamente ingeniosos.

pagina-historia-bufon-enanoAunque bufón y sabiduría parecen antitéticos, en esta época existía la noción del “tonto sabio”. Se pensaba que todos los bufones y tontos eran casos especiales a quien Dios había tocado con un regalo de locura infantil, o quizás una maldición. La gente mentalmente discapacitada a veces encontraba empleo brincando y comportándose de un modo divertido. En el mundo áspero de la Europa medieval, la gente que no podría ser capaz de sobrevivir cualquier otro camino así encontró un lugar social.

Sus orígenes eran modestos, incluso podrían ser un monje, erudito o aprendiz de comerciante. A menudo eran empleados por nobles y de allí pasaban a la corte si eran conocidos, por ello eran de los pocos que tenía movilidad social, ya que podían ascender en la rígida sociedad estamental del medievo, llegando incluso a ser figuras de renombre, y obteniendo títulos de nobleza o cualidades de hidalgo como favoritos de grandes y reyes. El bufón era un gemelo simbólico del rey.

Erasmo de Rotterdam subraya la importancia de los bufones cerca de los reyes en “Elogio de la locura“ XXXVI:

Los reyes más grandes los aprueban tanto o más que, sin ellos, no sabrían sentarse en la mesa o dar un paso, ni pasarse sin ellos durante una hora. Ellos aprecian a los tontos más que a los sabios austeros, teniendo la costumbre de mantener por ostentación a los bufones, y ellos, proporcionan lo que los príncipes buscan por todas partes y cueste lo que cueste: el entretenimiento, la sonrisa, la carcajada, el placer.” Pero Erasmo también hace unas alusiones a un segundo papel que corresponde al bufón: la de revelador, ser espejo grotesco: “Los reyes no sólo acogen con placer las verdades, sino también hasta las injurias directas, y se da el caso de que aquello que dicho por un sabio se habría castigado con la muerte, produzca en labios de un tonto un incréible contento “.

bufon5Una de las técnicas más eficaces en los usos del bufón para indicar la estupidez de su maestro era permitir verla por si mismo. Más que contradecir al rey, el bufón estará de acuerdo con un esquema irreflexivo tan incondicionalmente que la sugerencia se lleva a un extremo lógico, destacando su estupidez. El rey puede decidir entonces para él mismo que tal vez esto no era una idea tan buena después de todo. El bufón está en cierto modo del lado de la regla. La relación era a menudo muy cercana y afable, y el bufón era casi invariablemente más bien un ser apreciado que una presencia tolerada. Esto conduce a la bondad de los bufones: podrían ser cortantes en sus ataques, pero hay por lo general una subcorriente de buen corazón y de comprensión a sus palabras. Si ellos hablan al rey de procesar a unos inocentes, no es sólo para salvarlos de la ira del rey sino también para salvar al rey de él mismo— ellos pueden ser los únicos que le dirán que sufre “halitosis moral

Esto hace que el bufón sea percibido como estando al lado de la gente, como el pequeño hombre que lucha contra la opresión del poderoso. Bromeando sabiamente el bufón a menudo se ganaba el favor de la gente.

Tomo este texto del prólogo del libro “Les bouffons” de M. A.Gazeau, (1882)en la versión española de Cecilio Navarro (1885):

Desde Esopo, que puede pasar por el primer bufón, hasta los farsantes y gesteros del Directorio de la Revolución Francesa, hay una serie de reidores de profesión que se tomaban el trabajo de divertir a sus contemporáneos, o tenían la obligación pagada de hacer reír a sus malhumorados señores. Algunos tuvieron miras más altas y desempeñaron un papel más noble prevaliéndose de la impunidad asegurada a sus chistes para hacer oír amargas verdades a los poderosos del día o, aunque más rara vez, para llevar a los pies del trono un buen consejo o las quejas de los oprimidos. Con su derecho de poder decirlo todo, derecho del que usaban y abusaban, los bufones de corte fueron a veces como las bocinas de la verdad. Bajo una forma burlesca o cínica, la verdad llegaba así a los oídos del amo y señor, a quien de otra manera no hubiera llegado nunca“.

Por tanto, en una sociedad sumamente cerrada y carente de derechos, los bufones llegaron a ser los que transgredieron las barreras, como el trickster, moverse en el umbral de la razón y la insensatez, de las altas esferas y orígenes humildes, de la verdad y la burla… hizo que tuvieran la mayor libertad de palabra y de influencia, además de ascensión social.

Periodo Histórico

bufon4El orígen inmediato del bufón está en el trovador cuya función era contar historias, cantar y tocar instrumentos. El uso y mantenimietno de los bufones en la corte o por señores surgió en la Edad Media, ya en el siglo V Atila llevaba uno. Vivían en sus castillos actuando en banquetes y fiestas como cómicos. Su esplendor fue a finales del medievo y durante el Renacimiento. Coincide en la época en que la idea del “tonto sabio” y la cutura popular carnavalesca estan en pleno auge. (Ver TONTOS SABIOS y RISA CARNAVALESCA)

Participaron en guerras, conspiraciones y fiestas. En Alemania ,Capadoxo fue el bufón de Rodolfo de Habsburgo; Kurtz van den Rosen, uno de los cómicos de Maximiliano (1493-1579). Famoso fue en la Francia de Francisco I (1494-1547) el bufón Triboulet, que sirvió de inspiración a Victor Hugo “Le roi s’amuse” (El rey se divierte), del que Verdi se inspiró para su ópera Rigoletto

En Inglaterra, Henry VIII(1491-1549) empleó a un bufón llamado a Will Somers.Durante el reinado de Isabel I (1533-1603) las obras de Shakespeare eran prolijas en bufones. James I empleó a un bufón llamado Archibald Armstrong, expulsado por insultar a demasiada gente. Carlos I d bufon7Inglaterra(1600-1649)empleó a un bufón llamado Jeffrey Hudson que tenía el título del Enano Real

En España fueron vistos con el desafecto natural a una profesión que muchas veces conducía a un favoritismo de baja estofa, espías públicos,germen de malas acciones y hasta de crímenes. Velasquillo fue el bufón enano preferido de Felipe II(1556-98, el bufón Don Antonio “el Inglés” fue regalado a Felipe III por el duque de Windsor.Los retratos de los bufones reales de Felipe IV (1605-1665)fueron pintados por Velazquez, a pesar de denominarlos “sabandijas de palacio”.

Aunque el bufón muriera como institución de corte (si no como una función), sobre el siglo XVI o XVII en China y el XVIII temprano en Europa, hubo bolsillos resistentes a su fallecimiento. Las casas europeas menos magníficas que aquellos de príncipes, reyes y prelados abrigaron a bufones durante un siglo o dos más largo que las cortes. Se conoce de un bufón doméstico registrado en el Castillo Hilton en el condado Durham en el siglo XVIII y un bufón escocés, Shemus Anderson (m. 1833), en Castillo Murthley, Perthshire. La familia de la Reina Madre, el Bowes-Lyón, era “la última familia escocesa que mantuvo a un bufón a jornada completa.

Comenta usando tu cuenta de...

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

CLOWNPLANET.COM… difundiendo el clown desde el año 2000


Clownplanet.com, el universo de clowns, payasos y payasas en internet.

Historia de los payasos, clowns de hoy, de ayer, de cine y tv, de hospital, noticias, grupo en facebook, cursos de clown y payaso, actuaciones y eventos, textos, libros, entrevistas, videos, festivales, enlaces y mucho más... siempre todo relacionado con el mundo clownesco.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍNCLOWNPLANET
Recibe la actualidad clownesca en tu correo
Nunca compartiré tus datos con terceros sin tu consentimiento previo.
Tu dirás...