La mayoría de actores de calle que conozco nunca decidieron de manera consciente o planeada desarrollar su quehacer escénico en uno de los escenarios mas difíciles que he pisado, La Calle.

Estoy seguro que habrá excepciones contrarias a mi planteamiento, pero repito, la mayoría llegamos a la calle de manera incidental por no decir accidentada.

Hay quienes les llego la oportunidad a través de familiares que la trabajaban, otros comenzaron como ayudantes o “Astillas” de “Merolicos”

Existe también quien en su formación profesional decidió adquirir conocimientos en alguna institución artística para posteriormente dedicar su vida a la profesión mas errante y juglerirl que conozco.

Ser un Artista Popular Callejero,
como lo llaman en México.

Ser un Artista urbano como lo llamaría yo.

Hablar de artistas urbanos es tirarse un clavado en aguas muy extensas, tenemos de todo tipo, y colores, desde la verborrea interminable e infinitamente hipnotizadora del Merolico, hasta la poesía y picardía del payaso de calle, sin olvidar por supuesto la destreza corporal y el manejo escénico de la pantomima urbana.

Fakires, titriteros, domadores de osos, perros y otros animales, malabaristas, hombres mosca, enanos, freaks, sin duda alguna un universo de personas que consagran su vida en la calle por dos razones fundamentales y básicas:

*Procurarse una fuente sustentable de ingresos,

y la más importante,

*Crear un espacio de convergencia comunitaria alrededor de una sociedad carente de espacios culturales, necesitada del escape de si propia rutina cotidiana, de un respiro para el espíritu.

~Hay antecedentes ya desde la época prehispánica de manifestaciones artísticas en los grandes imperios que conocemos gracias al trabajo de investigación y documentación que se registró en dichas civilizaciones,

(Sobre todo por las diversas ordenes religiosas)

La mayoría con características de función ritual como es el caso de los Voladores de Papantla en Veracruz que después se transformará en una de las primeros actos acrobáticos de Volantines de la “Maroma” colonial,

Que a su vez es el antecedente de lo que se convertirá con el tiempo en el Circo Mexicano.

Los primeros evangelizadores y religiosos españoles jugaron un papel de cronistas muy importante para conocer nuestros antecedentes culturales y artísticos.

Menciona en 1529 Bernal Díaz del Castillo que en la corte de Moctezuma tenía a su servicio y bajo su protección una Troupe de enanos, albinos e incluso personas a quienes practicaban deformaciones corporales desde pequeños para el regocijo del emperador.

Menciona textualmente:

“La gran cantidad que tenía el gran Montezuma de bailadores y danzadores e otros que traen un palo en los pies, y de otros que vuelan cuando bailan por alto y de otros que bailaban como en Italia, a los que nosotros llamamos matachines y estos eran para darle placer… (Díaz del Castillo, CAP. XCI:212 y 215)

Los llamados truhanes y chocarreros o Zaharrones de acuerdo con la terminología española de la época parecen haber sido grupos de hombres y mujeres entrenados en una especie de pantomima o bailes, donde se fingían locos, “Viejos corcovados”, borrachos, o enfermos, segun los datos proporcionados por la investigadores Maya Ramos Smith en su libro “Los artistas de la feria y de la calle: espectáculos marginales en la Nueva España.

Los padres de familia permitían que sus hijos fueran deformados corporalmente e incluso en la mayoría de las veces eran los propios padres quienes “quebraban” a sus propios hijos ya que esto les posibilitaba de ser adoptado por el estado de la corte de los emperadores, que traería como resultado un mayor estatus, y por ende un mejor futuro para sus hijos.

Es importante observar que desde esa época ya empezamos a comprender la importancia cultural y el arraigo social que se le otorga al intérprete escénico.

Al igual que en muchos sistemas monárquicos el actor, el bufón, el cómico, ha estado al servicio de las clase altas como un agente comunicador entre el proletariado y los dueños del poder.

Este sitio estratégico les permitió conocer lo mejor y peor de ambos mundos. Por un lado mostrando los vicios y necesidades de sus hambrientos ciudadanos al rey y por el otro ridiculizando los excesos, y poniendo al alcance del pueblo las debilidades de una monarquía rancia y absolutamente innecesaria.

¿Que le falta al artista mexicano de calle para poder alcanzar el profesionalismo y proyección nacional e internacional?

¿Que factores influyen para que dos realizadores escénicos del mismo extracto social, cultural e incluso provenientes de sectores terriblemente marginales arrojen resultados tan diferentes ?

Resultados que provocan una distancia de años luz de uno al otro.

Lo intento explicar,

Son incontables por desgracia, los artistas urbanos que han tenido un desenlace trágico, que por su amplia permanencía terminan siendo devorados por la calle misma, por los vicios, por el monstruo de cemento y asfalto…

Un gran maestro de la pantomima y precursor de la mima corpórea en Mexico, Pinokio Pertelli.

Es una referencia indiscutible en la historia del teatro y espectáculos de calle en nuestro país del cual dice lo siguiente Yermo en su libro

Esos Callejeros:

“Ellos toman por residencia el parque y todo el dia deambulan inhalando liquidos toxicos..
Cierto dia en esa comunidad descubri al mimo Pinokio con su frac lustre por la mugre, camisa que alguna vez fue blanca, percudida y manchada, aun con su característica corbata de moño, zapatos rotos, todo él mal oliente.

Sus ojos brillaron, señal de que me habia reconocido, pero al hablar con el ya no entendía y contestaba incongruencias, Pinokio ya no pertenecía a la civilización”

Pinokio, el mimo precursor del artista callejero en méxico fue el único que llego a acumular una fortuna entre “Sombreros” y contrataciones, de los artistas mexicanos de calle es una de las historias más desafortunadas.

Pascal, otro artista de calle que decidió terminar colgado del cable de un telefono publico, como una última y macabra broma…

Compañeros que terminaron su vida bajo las llantas de un vagón del metro, hermanos del oficio que terminaron presos, tanto por celdas, como por adicciones, todos ellos de un gran nivel artístico terminaron pagando la cuota por el derecho a ser juglares, locos, iluminados.

Va un reconocimiento inmenso hasta donde se encuentren.

En el extremo contrario hay artistas que aun con todas las condiciones adversas, deciden preparase, crecer, vivir de la calle, pero no en la calle,

(Hay un universo de diferencia entre esas dos acciones)

La utilizan como medio jamas como fin, deambulan entre el cielo del trabajo escénico, e incluso algunos se han asomado a las puertas del mismísimo infierno y le han besado el culo a Satán, pero han salido, han crecido, han traspasado fronteras físicas, territoriales, pero lo más importante… han vencido sus propias barreras personales. Y eso, Es de admirar.

Se cuenta de un cierto clown canadiense que tenia una pequeña y modesta compañía de artistas de circo callejero, un día decidió el solo salir a dar la vuelta por el mundo y entre sus múltiples paradas llego al DF en especifico a la zona Rosa, el con una nariz roja, su acordeón y su talento se gano la vida en su corto pero emotivo (el lo recuerda con mucho cariño) tiempo durante su estadía en nuestro país, hasta aquí no hay nada extraordinario en la anecdota y bien hubiese pasado desapercibida.
Pero este artista de calle, este payaso cuando regreso a Canadá formo la compañía mas representativa y poderosa del espectáculo a nivel mundial, ¿el nombre de este actor?
Guy Laliberté.
¿Su compañía?
Cirque du Soleil.

Que factores se conjugan para que dos artistas, con las mismas capacidades obtengan resultados tan diferentes?

¿Educación?
¿Visión?
¿Disciplina?
¿Suerte?

La pregunta esta en el aire,
la respuesta, o las respuestas son tan urgentes que es prioridad darle la importancia necesaria para trabajar hasta encontrarlas.

*Pedagogía de la enseñanza por dolor…

¿Como se supone que obtiene el entrenamiento un oso amaestrado?

Se calienta una plancha al rojo vivo y el desdichado por no quemarse se para en dos patas y mueve lentamente las patas traseras, entonces le tocan un pandero al ritmo de estos movimientos.
Si se repite un numero de veces la experiencia se formara un reflejo en la oscura mente del animal,

Este tipo de aprendizaje de la pedagogía del dolor se convierte en la analogía perfecta de como la mayoría de artistas de la calle se han formado, es decir..

El oficio fue adquirido en base a golpes, gritos abusos psicológicos-verbales, muchas veces hasta físicos.

Es una ocasión mientras presenciábamos una función de circo tradicional, nos tocó ver como el dueño del circo paró la función porque uno de los números no había salido bien, sus hijos estaban realizando un numero muy difícil de acrobacia en caballos y uno de los saltos no había sido ejecutado a la perfección, El padre le hizo repetir el peligroso salto mas de 4 veces, hasta que a punto de quebrarse el joven ejecutante logro la maniobra, y consiguió un aplauso enorme, sin duda por lograr su objetivo, pero en mayor grado por solidaridad ante la humillación pública a que fue sometido.

Podríamos pensar que es una acción necesaria, que la constancia y ese “Plus de violencia” es necesario para forjar a un artista de excelencia.

Podríamos también justificar que es la manera como se ha enseñado y “Formado” durante cientos de años a las jóvenes generaciones de artistas.

Este método aun con lo controversial que pudiera parecer arroja excelentes resultados.
Es verdad que han salido maravilloso artistas circenses que nos representan a nivel mundial.

Pero a estas alturas existen métodos pedagógicos que obtiene los mismos resultados, sin el uso de la violencia en cualquiera de sus formas.
El método tradicional de pedagogía con dolor es algo que si bien no coincidió en la forma si puedo entenderlo.

Porque al final esos eran los recursos que tenían,
Así fueron formados ellos también.

“Nadie puede dar lo que no tiene”

El escritor y terapeuta Jorge Bucay menciona que hay dos alternativas para plantarse la acción futura de una enseñanza y formación integral del intérprete escénico y creo que nos ayudaría a poder entender este proceso de la Formación tradicional y una de las muchas alternativas que tenemos de educación y formación en este tiempo. Cuales son esas dos alternativas?

1. Apoyarse en la seriedad de la experiencia y la capacidad del adulto, 2. Reclinarnos en lo vivencial, en lo experimental del niño interior.

Si tomas el primer camino, la memoria y racionalidad nos informan como actuar para tener la precisión perfecta y no cometer errores.

El resultado “supuestamente” ideal es acertar la mayor de las veces y conquistar el objetivo buscado, obteniendo así, el aplauso y el reconocimiento que conocemos como “éxito” Esta vendría siendo la secuencia;

-Intelecto
-Experiencia y creación
-Conducta idónea
-Menos errores
-Aplausos
-Reconocimiento.

Por el otro lado si dejamos a un lado la voz de la experiencia, terminaríamos descubriendo nuestro lado más creativo.

Descubriríamos que los hechos siempre tienen un aspecto nuevo y diferente, y empujados por la curiosidad acabaríamos buscando respuestas innovadoras y diferentes.

Esta claro que esto no garantiza los aciertos, pero asegura un camino poco rutinario y por lo tanto una buena dosis de diversión y un excelente caudal de crecimiento.

Esta seria su secuencia:

-Sensibilidad
-Curiosidad y exploración
-Conducta creativa
-Más errores
-Más aprendizaje
-Diversión
-Crecimiento humano

Menos exigencia de lo que es “Correcto”, y más enfoqué en el aspecto creativo y lúdico.

Somos artistas, difícilmente podemos entrar en parámetros de formación “Cuadrados”

Dice Hugo Iriart en su ensayo El circo Callejero que la expresión estar en la calle equivale a estar en la penuria, quedarse sin nada… Y cuando te quedas sin posesiones, te queda sin embargo la calle. Eso nadie puede quitartelo

Por eso ” La calle es la expresión misma de la libertad”
La calle no tiene dueño. Es un lugar a donde todos coincidimos.

El circo callejero tiene el sabor fuerte a:
“Se hace lo que se puede”

Su voluntad es invencible, es parodia de parodia y gran momento del teatro del absurdo.

Parodia de lo absurdo, eso somos…
En los extremos de forma permanente,

Con la capacidad de trasformar una sociedad o de dejarnos consumir por ella.

¿Ser un improvisado pusilánime permanente o ser un Artista urbano internacional?

La decisión es personal, obligatoria en intransferible.

Vallarta-Guanajuato.
Febrero 2014-Noviembre 2015.

Blogguer: De las cosas sencillas.
Twitter: @jasonpata
Contacto: jasonvasquezmarketing@gmail.com

Del autor:
Jason Vásquez es:
Clown (conocido), Músico (desafinado), Dramaturgo (incipiente), Escritor (de baqueta)
y Director del Festival internacional de Circo, Comedia y Artes de la Calle VIDAFEST y de la Compañía Pata de Perro, desde hace veinte años.