Project Description


Ramper Payaso

Rámper

(Madrid, ES)

Ramón Álvarez Escudero (Madrid, 1892 – Sevilla, 1952) “Rámper” fue el payaso más conocido de la II República.

Detrás de ese maquillaje estaba Ramón Álvarez Escudero, nacido en Madrid en 1892. Su familia no tenía tradición circense, sus padres tenían una humilde carbonería y tuvo que trabajar desde muy joven para ayudar a su familia: aprendiz de fotógrafo, sastre, carpintero, vidriero… Muchos fueron sus oficios, hasta que vio al Señor Clement, artista callejero, hacer unas piruetas y contorsiones. “Esto mismo lo hago yo”, se dijo, y así empezó a acercarse al mundo del circo.

Entrenaba en la Sociedad Gimnástica de Madrid, bastante a pesar de su familia, y sus inicios no fueron fáciles. Tras escaparse de casa para actuar en un montón de pueblos casi por comida, se unió a su hermano Perico y juntos crearon un número de acrobacias. Necesitaban un nombre, así que juntaron la primera sílaba de cada nombre, y así nacieron los Rámper.

Llegaron a actuar incluso en Portugal, y cuando parecía que las cosas más o menos empezaban a ir bien, su hermano falleció en San Sebastián. Solo tenía 20 años. Estaba en la playa entrenando acrobacias, dio un salto y cayó mal. Se rompió la columna. De trece hijos que tuvieron sus padres, solo quedaba Ramón.

Rámper empezó entonces a trabajar solo en escena. A veces se ayudaba de un muñeco de paja o hacía como que un bebé estaba entre bastidores del teatro, para no sentirse solo en escena. Era su mujer, Aurina Secades, quien ponía voz y lloro al bebé.

Rámper siguió haciendo acrobacia mezclándola con humor. Parodiaba a las cupletistas de la época, a los magos, improvisaba sobre el escenario, tocaba instrumentos y contaba chistes. Era un prodigio del humor. Llegó a ser famosísimo (se dice que era el artista con más caché de su época) había botellas de anís y coñac con su nombre, juguetes con su rostro, tebeos, dibujos animados, grabó su voz en discos de pizarra y hasta rodó una película llamada Frivolinas (1927) y varios cortometrajes. Firmó incluso el contrato en mayo del 36 para grabar una película con el director alemán James Bauer, pero se suspendió el rodaje por la Guerra Civil. La guerra civil española rompió por completo la carrera artística de Rámper.

 

¿HACÍA RAMPER HUMOR POLÍTICO?

La Guerra y la política le hicieron mucho daño. Se decía que Rámper salía a escena con un cubo tirando serrín al suelo mientras decía “¡serrín de madrid, se-rinde-Madrid!”. O cuando salía con una vela entre el público, en silencio, como buscando algo entre los asientos. Hasta que alguien le preguntaba… “Rámper, ¿Qué buscas?”. Y él contestaba…”la paz”. Parece también que al rey Alfonso XIII se le conocía con el sobrenombre de “González”, y a Rámper se le ocurrió contar que un día se encontró con su amigo González y le recomendó “sal de España” para mejorar su salud.

No sabemos si realmente Rámper hacía esos comentarios políticos en escena o no. Tal vez la gente, o imitadores (que los tuvo) los ponía en boca suya, o como buen humorista, pensaba que el humor estaba por encima de ideologías, y hacía bromas con unos y otros.

Familia y biografía desmienten por completo que Rámper hiciera chistes políticos en escena, incluso ponen de manifiesto su amistad con Primo de Rivera y la simpatía que despertaba en la realeza y gente de poder de la época. Pero es innegable que en las calles se decía lo contrario. Eran muchas las bromas que ponían en boca suya, tanto contra el bando republicano como el nacional. En este enlace hay un par de comentarios de personas que supuestamente lo vieron actuar en vivo que afirman que sí.

Un tal Francisco que un 14 de agosto de 2011 con 86 años escribía: Soy Francisco, de 1925, al final de la guerra civil en el escenario que actuaba salia contando un chiste y le metieron en la carcel, por ello. El chiste , salia a escena con mucha basura y con un farol, y el público le preguntaba: ¿ que buscas) y el contestaba, La PAZ honrosa. Y esto no gusto y le metieron preso.

O una tal Felisa, que el 9 de abril de 2012 también con 86 años, escribió: Me llamo Felisa y nací en el año 1926, aproximadamente con 15 años, en plena postguerra (hacia 1940), tuve la oportunidad de verle actuar en un teatro de Madrid, cuyo nombre no recuerdo, salia Ramper al escenario con serrín en una mano y un cuadro de Franco en la otra, esparcia el serrín por el escenario diciendo “serrín de Madrid” (se rinde Madrid) “y a este le vamos a colgar” (señalando el cuadro de Franco), provocando fuertes aplausos entre el publico. Sirva este recuerdo como homenaje a su memoria. Saludos.

Ver imagen de los comentarios

En plena guerra estaba Rámper actuando, en un Madrid aún republicano rodeado por las tropas nacionales. Esa tarde Rámper hacía dos pases en el teatro. Estaba actuando y al ver que se estaba alargando la actuación, y que pronto sería la hora de dejar entrar al segundo grupo, dijo que ya se iba a acabar porque era hora de que “entraran los de fuera”. La gente entendió que se refería a los nacionales que sitiaban Madrid, y dicen que le empezaron a lanzar de todo a escena.


Tras la guerra no volvió a recuperar la fama que había tenido. Como muchos payasos, Rámper murió pobre. Los últimos años de su vida intentó convertirse en empresario de circo montando su propia carpa, pero tuvo muy mala suerte y se arruinó. Murió el 5 de enero de 1952 en Sevilla, ciudad donde tenía que actuar, en una habitación de hotel. La recaudación del Circo Price más grande de la época fue la que se hizo el día de su homenaje.

RECUPERANDO A RÁMPER

En el año 1962 hubo un intento de revivir a Rámper en los cines, pero parece que no prosperó. Televisión Española estuvo preparando también una serie sobre la vida del caricato, pero tampoco se llegó a ver nunca.

La única obra dedicada enteramente a Rámper es el libro escrito por Leocadio Mejías, publicado en 1957. Su título es Rámper, una vida para la risa y el dolor. Es un libro fantástico donde se cuenta toda la vida de Rámper, pero hay que leerlo teniendo en cuenta que pasó una censura, y probablemente no es la manera más adecuada de intentar descifrar la posición de Rámper ante el humor en la política. Sea como sea, es un libro fundamental para quien quiera conocer más sobre la vida de este genio injustamente olvidado.

Existe una exposición comisariada por Aurora Herrera llamada “Intermedios”, donde se hace un repaso a los artistas de vodevil y revista de principios del siglo XX. Cómo no, Rámper ocupa una gran parte de la exposición, donde se puede ver su diminuta bicicleta, fotos y recortes de prensa.

La compañía de teatro Cancamisa Teatro en su primera obra, “Rámper, vida y muerte de un payaso”,  basada en la vida de Rámper, revive al famoso payaso y lo pone sobre el escenario contando su historia.

Ramper de Cia. CanCamisa

Enlaces de interés:

Charla ramperiana:

https://soundcloud.com/user-297643585-555691384/conferencia-ramperiana-sobre-urbanidad-y-buena-educacion-grabacion-sonora-cambiar-el-disco-r-ramper

clowns hoy video

Ramper en Frivolinas


Ramper cantando, parodiando a Gardel:


La canción original, por Gardel

 

El texto de esta página y las fotos en las que aparece la leyenda “Cedida por los herederos de Ramper a Clownplanet.com) fueron enviados por Imanol Ituiño (gracias Imanol), dicho texto fue ampliado y modificado ligeramente por Alex Navarro. También hay fotos sacadas de Google Images y de todocoleccion.net  (si te interesa comprar alguna imagen, hoja de diario o algún otro artículo relacionado con Ramper visita www.todocoleccion.net