Tres meses después de escribir en El Cairo su segundo libro, y motivado tras la visita de sus amigos, que le trajeron una nueva bicicleta, Álvaro Neil el Biciclown enfila su nariz roja hacia China.

Por el camino cruza más de treinta países, recorre más de cincuenta mil kilómetros y despierta miles de sonrisas, pero también vive momentos duros: un coche le destroza la bicicleta y una mujer le atropella el corazón. Después de atravesar el Medio Oriente y los territorios de Asia Central, en Bangladés obtiene un visado gratis para visitar uno de los países más enigmáticos del mundo: Bután.

Desde que salió de España un diecinueve de noviembre de 2004, este nómada que regala su arte de clown por el mundo a favor de las personas más humildes sigue empeñado en vivir su sueño día a día.

Todas sus experiencias las comparte en su página www.biciclown.com y en su Twitter.
Entrevista en LC

La parada en China para escribir Donde termina el asfalto no es más que un punto y seguido. Después vendrán Japón, Australia, Nueva Zelanda, Alaska…

(incluye 48 páginas de fotos a todo color)

Prólogo de Sebas, creador de “Al filo de lo imposible”

A la venta en www.paquebote.com o consulta aquí puntos de venta